Oda a la Luna

¡Oh, Luna! Musa infinita (divina),

sueño con alcanzarte.

Gran luminaria celeste,

argéntea, brillante,

en eterno estado cambiante.

Faro que ilumina el oscuro mar de la noche.

Madre de todas las madres.

Las estrellas peregrinan para venerarte,

pues eres tan bella,

que resultaría imposible no amarte.

Homenaje en Paisaje

Noche azul oscura

aterciopelada,

sombría la llanura,

de plata salpicada.

 

Claro de luna

espejo de agua clara,

efímera la espuma

al crepitar en la ribera.

 

Suave acariciar de la brisa

que arrulla la hierba del campo,

las castas hojas desnudas

lloran lagrimas de rocío.

 

Alameda enmarañada

laberinto de hoja y rama

baluarte de lechuza,

la vereda custodiada.

 

El incesante canto del grillo

apuñala gritando al silencio,

cencerros de rebaño

tintinean en los pastos.

 

Noche azul oscura

de estrellas arropada,

dulce es tu frescura,

noche que no acaba.

Tatuado

Ríos de tinta

bajo la piel

narran la historia

de mis días,

cubren mi cuerpo

del pecho a los pies,

un mapa de signos

que me identifica.

 

Unos los obtuve

por penas,

otros por amor,

otros por alegrías,

algunos también

por la necesidad

de mantener

promesas cumplidas.

 

Unos me recuerdan quien soy,

(si es que me olvido).

Otros me recuerdan de donde vengo

o a donde voy,

(si alguna vez estoy perdido).

Algunos son homenajes

a seres queridos,

y otros han venido,

por que no,

por el simple hecho

de que me han apetecido.

 

Marcado de por vida

a hierro, bobina, aguja y pigmento

en un magico ritual

que implica confianza,

que porta sufrimiento,

y que es una experiencia

que ya jamás se olvida.

Pluma y Papel

¡Vuela pluma vuela!

sobre cielo de papel

sopla con gracia ligera

versos que ericen la piel.

 

¡Navega pluma navega!

sobre río de papel

fluye caudal de ribera

las musas se bañan en él.

 

¡Rueda pluma rueda!

sobre tierra de papel

deja marcada tu huella

con dulce tinta de miel.

 

¡Sueña pluma sueña!

sobre sueño de papel

yace dormida pequeña

en cuna de arcano dosel.

Apaga la Luz del Mundo

Apaga la luz del mundo (papá)

que voy a dormir solita

pues soy una niña valiente

que luz ya no necesita.

 

Un cuento, mimos y un beso

es todo lo que necesito

para quedarme dormida

abrazadita a mi osito.

 

Te puedes marchar tranquilo

yo sé que estas a mi lado

y no tardarás en venir

si el miedo me ha despertado.

 

Apaga la luz del mundo (papá)

que no luzca ya luminosa

mas caigo en sueño profundo

al alba despierto orgullosa.

Puedes Contar Conmigo

Si en la fría soledad

necesitas el abrigo

del calor de la amistad

aquí tienes un amigo.

 

Uno bueno y de verdad

con el alma te lo digo

desde aqui a la eternidad

puedes tú contar conmigo.

 

Confianza y unidad

compartir nuestro destino

con cariño y humildad

andaremos el camino.

 

Te regalo mi hermandad

nada a cambio yo te pido

y en cualquier necesidad

puedes tú contar conmigo.