Intruso

Habito en este cuarto como un huésped
ajeno, y todavía me pregunto
si es lícito que deba estar aquí
haciéndome sentir como un intruso.

Mi ser, que se sentía
ufano por virtud,
condenado al tormento del cadalso
en un entorno hostil inenarrable.

Injusta lasitud —ya maquinal—
que causa el aislamiento
y la tribulación
que porta el navegante viajero de los versos.

Anuncios

Un comentario sobre “Intruso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s